diamantes

Diamantes

Los diamantes con calidad de joyería son raros. También son tan duros que solo pueden ser rayados por otros diamantes. A demás tienen su propia y excepcional interacción brillante con la luz. El diamante está compuesto de carbono. Es la única gema compuesta por un solo elemento. 

Las 4 C’s

El valor de las gemas se basa en una combinación de características llamadas las 4 C’s o los cuatro factores: claridad, color, corte y carat (peso en quilates). No confunda el término quilate con kilate. El kilate es la unidad de medida que describe la pureza del oro. Para la medida de peso de gemas quilate se utiliza la abreviación “Ct” Por su grafía francesa y para la medida de pureza del oro kilate se utiliza la abreviación “K”.  

inCore - Ejemplo 1 para tres columnas

Claridad

Los diamantes tienen características internas, llamadas inclusiones, e irregularidades superficiales, llamadas manchas. Juntas, se llaman características de la claridad.

inCore - Ejemplo 2 para tres columnas

Color

Los diamantes verdaderamente incoloros son bastantes raros. La mayoría de los diamantes que se usan en las joyas son casi incoloros con tintes amarillos o marrones.

inCore - Ejemplo 3 para tres columnas

Corte

Esta C hace referencia a la calidad del corte, no a la forma del corte, la cual puede ser brillante redondo, cuadrado, corte esmeralda, etc. 

inCore - Ejemplo 3 para tres columnas

Carat (Peso en Quilates)

El precio de los diamantes aumenta exponencialmente, debido a que entre más grande es un diamante, más raro es. Esto quiere decir que 1 diamante de 1 quilate vale mucho más que 10 diamantes que en conjunto pesen lo mismo.